miércoles, 30 de diciembre de 2020

Esta Nochevieja, pásala en TONDI

Si amigos. La noche del 31 vamos a celebrar el nuevo año por todo lo alto. Y lo haremos con todos los amigos de Todo Nos Da Igual (TONDI) el magazine radiofónico presentado y dirigido por Carlos Dueñas, en una muy especial Noche de After.

Algunos de los invitados confirmados somos Pedro Amorós, Miguel Ángel Pertierra, Luis Dévora, Javier Belmar, José Antonio Caravaca, Iván Torregrosa, Juan Rada, Alfonso Trinidad y quien esto escribe.

Un programa especial para despedir el dichoso 2020 y recibir a 2021 con esperanza, alegría y buen humor. Una gala insólita amenizada por un DJ de excepción, ¡Fernandisco!

Así que ya sabes. Ponte tus mejores galas y conecta con Radio 4G o Radio Edenex a partir de la medianoche. Te esperamos para decir todos juntos: ¡Adiós 2020!


lunes, 28 de diciembre de 2020

Descubren un nuevo gusano en Jaén

Acabamos el año con una buena noticia. La riqueza biológica de nuestro país nos ha deparado una nueva sorpresa, esta vez en forma de pequeño gusano hallado en Jaén.

Investigadores de la Universidad de Jaén han descubierto y descrito una nueva especie de gusano terrestre que puede ser considerado como uno de los nematodos más pequeños conocidos hasta ahora en todo el planeta. Además, el Protorhabditis hortulana, como ha sido denominado, presenta características tan singulares como la de ser hermafrodita.

El nuevo nemátodo descubierto. 
Imagen: Joaquín Abolafia
La nueva especie de nematodo fue encontrada en una huerta situada a nueve kilómetros al sur de la ciudad de Jaén, en una zona conocida como Puente de la Sierra. Los ejemplares adultos encontrados medían 0,2 mm, un tamaño inusual para estos animales. Hasta ahora, los nematodos más pequeños que se habían encontrado aparecían en entornos marinos. Otra característica que ha sorprendido a los investigadores es que la especie P. hortulana solo tiene hembras y son hermafroditas.

Los gusanos más pequeños del mundo

Los nematodos son pequeños gusanos que miden alrededor de 1 milímetro de longitud y viven de forma libre en el suelo o en el agua. Se alimentan de bacterias, algas unicelulares, hongos u otros nematodos. También pueden ser parásitos de otros animales y plantas. Presentan, por tanto, una gran capacidad de adaptación.

Científicos del Grupo Andaluz de Nematología de la Universidad de Jaén se han centrado en estudiar cómo un tipo de gusanos, normalmente asociados a ambientes húmedos, se han adaptado a ecosistemas secos en el sur de la península ibérica. Así han aparecido nuevas especies exclusivas de estos ambientes extremos, que pueden servir a los expertos para detectar procesos de desertización.


Para saber más:




viernes, 11 de diciembre de 2020

Serpientes gigantes en los campos de Cuba. Más allá de la leyenda

Por Moisés Mayán


Antecedentes y referencias


En mis incursiones en la criptofauna cubana, la “madre de aguas” seguía siendo una asignatura pendiente. Sin embargo estaba absolutamente seguro, que más temprano que tarde, saldría a seguirle el rastro a alguna de estas criaturas, pero el disparo de arrancada no se producía. Aunque los criptozoológos tenemos fama de ser los “pobres tarados” de la comunidad científica internacional, lo cierto es que trabajamos con los mismos presupuestos que nuestros colegas acreditados. De modo que no iba a lanzarme a desarrollar un sistema de pesquisas, sin antes tener un hilo luminoso del cual tirar.


Aunque es desde 1940 cuando en el campo cubano comienzan a colectarse los testimonios referentes a la “madre de aguas”, lo cierto es que esta criatura no pertenece exclusivamente a la mitología cubana, pues ha estado presente en el imaginario de pueblos latinoamericanos e incluso africanos. Fue en 1940 cuando alumnos de Gramática y Literatura del Instituto de Segunda Enseñanza de Sagua La Grande (Villa Clara), coordinados por la profesora Ana María Arriso, se dedican a recopilar historias sobre los avistamientos de la “madre de aguas” de la laguna de Los Hoyuelos.

Hacia 1962, luego ya del triunfo revolucionario, el notable investigador cubano José Seoane Gallo, recoge otro testimonio al entrevistar al obrero José Miguel Rodríguez, vecino del barrio El Condado. Sin temor a dudas los principales aportes para adentrarnos en el enigma de las “madres de aguas” son los compilados por la labor investigativa del etnólogo Samuel Feijóo y que se pueden consultar en su libro Mitología cubana (1980).

Para contar con una representación visual de esta enigmática criatura, desechando todo lo de sobrenatural que gravita sobre la “madre de aguas” y concentrándonos solo en rasgos morfológicos descritos por testigos visuales, podríamos concluir que nos referimos a un ofidio de gran talla, con escamas gruesas y difíciles de penetrar, que en ocasiones ha sido descrito con dos protuberancias en forma de cuernos sobre la cabeza, e incluso con barbas pilosas bajo la mandíbula inferior. En todos los casos la “madre de aguas”, como su propio nombre sugiere, está asociada a manantiales, ríos, lagunas y pozos profundos, por lo tanto podría insertarse en el índice de serpientes lacustres para su estudio criptozoológico.

El Majá de Santa María, un candidato probable

Si vamos a desentrañar la naturaleza de una criatura como esta es bastante probable que nos esforcemos por relacionarla con algún miembro análogo de la fauna local. En ese caso, los votos favorecen al Epicrates angulifer o Majá de Santa María, una boa cubana de color amarillo dorado con manchas oscuras, que constituye el mayor ofidio de todos los que habitan en la Isla. Resulta sumamente curioso que el Majá de Santa María esté incorporado a una mitología popular que nada tiene que envidiarle a la protagonizada por la “madre de agua”.

Majá de Santa María
En primer lugar, muchos guajiros aseguran que el majá siente predilección por el olor y el sabor de la leche materna humana; intentona quizás involuntaria de anexar a nuestra boa a la tradición de mitos clásicos de las llamadas “serpientes mamadoras” que se replican en numerosas culturas desde la antigua Grecia hasta los relatos nórdicos. Otros mitos en torno al Epicrates angulifer, proponen que el ofidio posee la capacidad de acoplar las secciones de su cuerpo separadas por un machetazo, y además lo ubican como sustituto de las serpientes al servicio de los paleros que descienden de las etnias del reino de Manicongo.

El 4 de enero de 2007, el periódico Juventud Rebelde publicaba un artículo sobre el hallazgo en el batey Armonía en Bolondrón, provincia Matanzas, de un ejemplar juvenil de Majá de Santa María con dos cabezas vitales. A pesar del revuelo que produjo este ejemplar, minuciosamente examinado por el Dr. Tomás Ramón Escobar Herrera, por ese entonces director del Zoológico Nacional, lo que nos parece más interesante es por ejemplo, que en la Amazonía  la “madre de aguas” se ha bautizado como Yacu-mama y de acuerdo a lo publicado por Gina Picart en su blog Hija del Aire, “se dice que es una serpiente acuática de dos cabezas, con un cuerpo enorme y cilíndrico que puede medir hasta 30 metros y devora a quienes se bañan en las aguas donde habita”.

Un año después, el 1ro de julio de 2008, nuevamente el Majá de Santa María volvía a acaparar titulares en el Juventud Rebelde, esta vez luego que un ejemplar de aproximadamente un metro de largo mordiera a la niña Adis Amelia González Tillán de seis meses de nacida mientras dormía en su casa del municipio Cerro en La Habana. El animal atraído quizás por el olor de la leche materna, repitió varias veces sus visitas a la cuna de la pequeña hasta que el padre lo descubrió y lo eliminó valiéndose de su machete. La pregunta que se impone en este momento de la narración es si podemos atribuir el mito de la “madre de aguas” al Majá de Santa María y zanjar esta polémica que lleva siglos enraizada en imaginario del campesino cubano.

En la línea de arrancada

Como les dije con anterioridad no había tenido tiempo para dirigir mis inquietudes científicas a la presunta “madre de aguas” y me encontraba focalizado en críptidos cubanos más convencionales como el carpintero real (Campephilus principalis bairdii) o el almiquí (Solenodon cubanus). Esperaba pasivamente un pretexto para hincar los colmillos en el tema de las desmesuradas serpientes de los campos cubanos, mientras devoraba un libro tras otro sobre religión en busca del necesario marco teórico de mi tesis de Maestría. 

Fue entonces cuando tropecé con una rarísima publicación, el ejemplar único del libro Nuestras raíces adventistas de la Máster en Teología Sara Zaldívar Zaldívar, quien trazaba a grandes rasgos un itinerario de la Iglesia Adventista del Séptimo Día desde su organización en los Estados Unidos en 1863 hasta su asentamiento en el entorno cubano y holguinero.

En la página 64 del único ejemplar del referido título, que además fue impreso por medios propios y para consumo de unos pocos allegados, descubrí la siguiente incitación, que constituiría el ansiado detonante de mi búsqueda de la “madre de aguas”:

El ciclón Flora hizo estragos en las localidades cercanas, como Cauto Cristo. Allí se encontraba la familia adventista de los Montejo. Su casa se anegó en agua, y vieron como entraba por una puerta y salía por otra un gran animal nadando, se le pareció a un cocodrilo”.

¿Por qué a partir de este fragmento determiné que había llegado el tiempo de iniciar las exploraciones? Bueno, para responder a esa pregunta, debo compartirles otra anécdota que me relató Luis Alberto Isidor, también miembro de la Iglesia Adventista del Séptimo Día. Según me narraba este amigo, cuando el ciclón Flora azotó el Oriente de Cuba en el año 1963, una familia de campesinos adventistas de la zona de Cauto Cristo, sorprendidos por la súbita crecida del río Cauto, no tuvieron otra alternativa que escalar al techo de guano de su casa mientras esperaban por las brigadas de rescate y salvamento.

De pronto, notaron que en aquel océano de sedimento venía flotando el tronco de una palma. Cuando estuvieron más cerca del objeto descubrieron que la supuesta “palma” se movía de forma extraña, y solo entonces se percataron que no se trataba de un tronco, sino de una serpiente gigante. Las mujeres entraron en pánico y amenazaron con lanzarse al agua buscando alejarse del animal, sin embargo el ofidio envolvió su cuerpo a las ramas de un árbol y permaneció unos minutos observándolos fijamente con sus grandes ojos amarillos. Luego se soltó de las ramas y siguió nadando arrastrado por la corriente.

El ciclón Flora fue algo así como la versión cubana del diluvio bíblico, pues además de un millar de víctimas, arrasó con viviendas, puentes, miles de caballerías de arroz, campos de caña, cafetales, servicio eléctrico, e incluso Fidel Castro sufrió un accidente cuando el vehículo anfibio donde viajaba se hundió en el cruce del río La Rioja. Es común que ante el paso de estos eventos naturales, algunas especies sean desplazadas de sus hábitats y aparezcan en zonas desacostumbradas, por lo tanto los avistamientos de grandes animales nadando en las aguas del Cauto durante el Flora, poseían cierta explicación factible.

Con estas dos contribuciones al fenómeno de la “madre de aguas” le pedí a Sara Zaldívar, que de ser posible me revelara la identidad del informante que le había transferido la anécdota recogida en su libro y ella me facilitó un nombre, Aracelis Sánchez. En el caso de Luis Alberto Isidor, solo amplificaba un relato que llegó hasta él producto de la tradición oral, pero no conseguía aportar un informante en particular, de manera que me dispuse a visitar cuanto antes a Aracelis Sánchez. Con las preguntas iniciales a esta amable anciana de más de ochenta años, pude determinar rápidamente que sus aportes no irían más allá de lo mencionado en el libro de Sara Zaldívar; es más, ni siquiera había sido ella la que presenció el raro animal, sino la familia Montejo, con los que mantenía relaciones de parentesco.

Información de primera mano

Un poco desanimado, me puse en pie para concluir con la visita cuando Aracelis me anunció que sus primas Élida y Eva Montejo sí habían observado la criatura en 1963, que ambas estaban vivas aunque muy mayores, y que de Eva, tenía no solo la dirección sino también el número teléfono. Casi doy un salto en la pajilla del sofá donde permanecía sentado junto a mi esposa. Aracelis se levantó del balance y regresó con una pequeña libreta de notas que temblaba en sus manos. Yo mismo localicé los datos, agradecí, y tres minutos después estaba llamando a Eva Montejo.

El hombre que salió al teléfono me pidió que le hablara alto, pues producto de la edad, Eva afrontaba serias limitaciones con su audición. En cuanto la voz quebradiza de la anciana sonó del otro lado de la línea, supe que no había elaborado un argumento convincente para que me abriera las puertas de su casa, y accediera a ser interrogada. Imaginen que digo algo como esto: “Hola Eva, soy un criptozoólogo y ando tras la pista de una serpiente gigante conocida como ‛madre de aguas’, además tengo buenas razones para asegurar que lo que atravesó su casa en octubre de 1963, no fue ningún cocodrilo sino una de esas enigmáticas criaturas, ¿cree que puedo entrevistarla?”

Ya sé que les suena descabellado, así que preferí aferrarme al vínculo que de alguna forma nos unía a Sara Zaldívar, Aracelis Sánchez, Eva Montejo y a mí, la Iglesia Adventista del Séptimo Día. “Producto de la cercanía del fin de año estamos visitando a algunos hermanos que no pueden asistir a la iglesia, y nos gustaría conversar con usted”, fue todo lo que dije, algo que era además una verdad irrefutable. Cuando Eva Montejo colgó el teléfono, yo contaba con una carta ganadora en mi poder. Un día, miércoles, y una hora, dos y treinta de la tarde.

El autor, Moisés Mayán

Aunque no lo crean, entre este párrafo y el anterior hay setenta y dos horas de diferencia. He estado comiéndome furiosamente las uñas y caminando de aquí para allá sin conseguir concentrarme en otro objetivo que no fuera la visita a Eva Montejo. Anoche me levanté a las dos de la madrugada y a pesar de zamparme un ansiolítico no pude conciliar el sueño. Lo que en verdad me mantenía en vigilia no era tanto el hecho de encontrarme con Eva Montejo, sino la posibilidad de que su testimonio desarticulara la hipótesis en la que se fundamentaba mi trabajo de investigación. Eva y su hermana Élida, quien me aseguraron vivía todavía en la región de Cauto Cristo, provincia Granma, eran presumiblemente las únicas dos personas que habían visto en todo el Oriente del país una “madre de aguas”, y tomando en consideración que Luis Alberto Isidor no podía facilitarme un ser de carne y hueso apuntalando su relato, más que un informante clave, Eva se convertía en mi única fuente primaria.

Ya sé que a los cubanos no nos distingue la puntualidad, pero a las dos de la tarde yo estaba sentado en la sala del apartamento de Eva Montejo, mientras su esposo le anunciaba que había llegado la visita. Sostenida por su compañero de la vida, Eva irrumpió en la sala auxiliándose de un bastón metálico con empuñadura plástica. Su apariencia era tan frágil que por unos segundos pensé que no podría llevar a cabo nuestra conversación. “¿Usted fue el que llamó por teléfono?”, me pregunto mientras se acomodaba los cojines en la espalda. Asentí con la cabeza y acerqué mi butaca a su asiento para que pudiera escucharme mejor. Era el 9 de diciembre de 2020.

Efectos del ciclón Flora en Cuba (1963)

Necesitaba regresar a un episodio puntual ocurrido cincuenta y siete años antes, y además reunir el mayor número de detalles posibles. Era una tarea titánica, pero ya que había llegado a ese punto me disponía a proseguir hasta el final. “Era octubre de 1963, el ciclón Flora cruzaba por el Oriente de Cuba y las fuertes lluvias provocaban inundaciones severas. Las aguas del río Cauto subieron desproporcionadamente y llegaron hasta el caserío de Pestán…” En ese punto Eva me interrumpió: “Fue algo terrible, parecido a un diluvio, la gente se subía a los techos, dentro de la casa el agua nos llegó hasta las rodillas”. “¿Y quiénes estaban con usted?” “La familia, mi padre, mis hermanos, mi madre no, porque estaba ingresada en Bayamo. Todos éramos cristianos”. “¿Y Élida estaba ahí?” “Sí, Élida también”. “¿Ella vive todavía en Cauto Cristo?” “Sí, pero tiene un hijo muy enfermo, pobrecita”.

El esposo se puso en pie justo detrás de Eva y me aclaró que Élida había muerto recientemente, pero que preferían que ella no se enterara. Tomé una bocanada de aire helado y me dispuse a afrontar el núcleo duro de la entrevista. “Según me contó su prima Aracelis, ustedes vieron un animal muy grande que entró nadando a la casa”. “¿Un qué?” (Pensé una vez más que la investigación se iría a pique). “Un gran animal que entró nadando por una puerta y salió por la otra”. “Ah, sí fue algo muy grande, largo, rollizo, con la piel manchada, pero no me dio miedo. Atravesó en silencio toda la casa”.

“¿Se le parecía a algún animal conocido?” “No sé, solo que era muy grande y alargado”. “¿Sus familiares qué opinaron sobre esa criatura?” “Nada, ellos no lo vieron, solo yo lo vi. Es increíble que Aracelis se acuerde de esa historia”. “Hay también un libro donde se narra brevemente su encuentro con el animal”. “¿Sí?” “Sí, se dice incluso que era un cocodrilo”. “No, no era un cocodrilo, era otra cosa. Recuerdo muchos detalles de ese día. Vino a visitarnos un muchacho en su caballo y luego nos enterábamos que se había ahogado, fue muy doloroso”.

En la punta de la lengua me escocía una incógnita más: ¿Sería como una serpiente gigante? ¿Una serpiente mucho más grande que cualquier Majá de Santa María que usted hubiera visto? Pero temía estar manipulando un testimonio de tanto valor, así que di por terminada la entrevista, sintiéndome absolutamente satisfecho. En primer lugar porque poseía la seguridad de que aquel misterioso animal no era un cocodrilo. En segundo, porque recientemente había estudiado la ictiofauna de la región biogeográfica del Cauto, y por esa fecha, ningún pez podría exhibir esa talla, y mucho menos, una piel moteada. En tercero, porque contaba con una historia complementaria de la misma zona, durante el mismo fenómeno climatológico, donde una familia de campesinos había avistado desde el techo de su casa una serpiente que inicialmente confundieron con una palma.

A modo de conclusiones

El Epicrates angulifer puede llegar a medir unos seis metros de longitud, y a simple vista su cuerpo exhibe manchas de color marrón o amarillo oscuro, pero me parece que hacerlo coincidir con la criatura que protagonizó estos dos avistamientos sería poco menos que arbitrario. Si bien, el presente trabajo y las decenas de testimonios recopilados en Cuba desde 1940, no constituyen pruebas definitivas de la existencia de la “madre de aguas”, quizás si apunten a la presencia de boas gigantescas en nuestros campos, un hecho que los científicos convencionales no están dispuestos a admitir. Se creía mayoritariamente que las “madres de aguas” se habían asentado por la caprichosa evolución de la leyenda en el centro de la Isla, sin embargo en Oriente donde se encuentran el río más caudaloso de Cuba, el Toa, y el más largo, el Cauto, las referencias a este legendario ser son casi nulas.

Podemos afirmar con incuestionable certeza que desde hace unos sesenta años no se reportan avistamientos de la “madre de aguas” en el archipiélago, por lo tanto quizás estemos asistiendo a la paulatina desaparición de un mito que no preocupa en lo más mínimo a las jóvenes generaciones. Sin embargo, en julio de 2020 la prensa cubana anunciaba el descubrimiento de una nueva especie de serpiente la Tropidophis steinleini sp. nov, quien hasta la fecha no tiene nombre común. Según el propio artículo, “la única hembra conocida se asoció con una vegetación xérica formada por baja sequía, matorrales y cactus, en los alrededores costeros semidesérticos del faro de Punta Maisí. La serpiente fue encontrada en el borde cementado de un pozo, probablemente en busca de agua”.

Tropidophis steinleini sp. nov

Aunque no estamos hablando de un ofidio gigante, la aparición de una nueva especie deja siempre abierta la posibilidad de que existan muchas otras que aún no han sido catalogadas y autenticadas por un comité de expertos. Por el momento las serpientes gigantes en Cuba continuarán ovilladas en los oscuros pozos del folclor campesino, un patrimonio intangible al que deberíamos aferrarnos con uñas y dientes. Cuando a fines de 2019, el grupo de teatro Los cuenteros de San Antonio de los Baños en Artemisa, llevó a escena ―como celebración por sus cincuenta años― la obra Cyriano y la madre de aguas, quise pensar que todavía no hemos renunciado por completo a ese mundo de fabulación incesante que arraigó en nuestros campos plantado por la buena mano del guajiro.

Agradecí al excelente dramaturgo matancero y amigo personal, Ulises Rodríguez Febles, por la escritura en 1998 de Cyriano y la madre de aguas, y mientras abrazaba quizás por última vez a Eva Montejo, en una fría tarde de diciembre, volví a ver a través de sus ojos, aquel extraño animal, largo y rollizo, con la piel manchada, que por lo menos para mí, será siempre una “madre de aguas”.

 

Bibliografía consultada:

Feijóo, Samuel: Mitología cubana, Letras Cubanas, La Habana, 2003.

Periódico Juventud Rebelde, (4 de enero de 2007, 1ro de julio de 2008, y 21 de septiembre de 2008).

Picart, Gina: “Madre de agua a la cubana” en blog Hija del Aire, 4 de agosto de 2010, disponible en https://ginapicart.wordpress.com/2010/08/14/madre-de-agua-a-la-cubana/

Revista de folklore, Fundación Joaquín Díaz, No. 449, España, julio 2019.

Rivero Glean, Manuel y Gerardo E. Chávez Espínola: Catauro de seres míticos y legendarios en Cuba, Centro de Investigación y Desarrollo de la Cultura Cubana Juan Marinello, La Habana, 2005.

Zaldívar, Sara: Nuestras raíces adventistas, Impreso por medios propios, Holguín, 2017

www.cubadebate.cu/noticias/2020/07/25/una-nueva-especie-de-serpiente-para-cuba-fue-hallada-en-punta-de-maisi/


jueves, 10 de diciembre de 2020

Encuentran una nueva especie en la cueva de Altamira que podría deteriorar las pinturas

Un equipo de investigadores españoles de la Universidad de Navarra ha descubierto en la cueva de Altamira una nueva especie animal, un colémbolo perteneciente al género Pseudosinella. Los colémbolos son un grupo de artrópodos hexápodos (animales de seis patas) parecidos a los insectos, que disponen de un órgano especializado para el salto. 

La nueva especie encontrada en Altamira

Los científicos sospechan que puede actuar como vector de dispersión de microorganismos. Por ello, han propuesto investigar esta posibilidad a la dirección del centro para determinar si el colémbolo «es un problema o no» para la conservación de la cavidad. Altamira es patrimonio de la humanidad desde 1985 y lleva años bajo estricta vigilancia medioambiental  para evitar el deterioro de sus pinturas, referencia mundial del arte rupestre paleolítico.

El estudio en el que se revela la nueva especie ha sido publicado en la revista ZooKeys y está dirigido por los investigadores de la Universidad de Navarra Enrique Baquero y Rafael Jordana, junto a la bióloga Lucía Labrada y el consultor ambiental y bioespeleólogo Carlos González Luque. Este último ha subrayado la singularidad del hallazgo, ya que «nadie había encontrado o estudiado jamás dicho colémbolo; algo llamativo, dada la importancia de Altamira.»

Pseudosinella altamirensis

La especie ha sido bautizada con el nombre 'Pseudosinella altamirensis' y, por la forma en que se comporta, los expertos creen que podría diseminar microorganismos porque se quedan adheridos a su cuerpo, o por ser digeridos y dispersados con sus excrementos. Enrique Baquero, que ha liderado el estudio, explica que la cueva es especialmente sensible porque presenta una diversidad microbiana muy elevada. «Los colémbolos son casi todos fungívoros (comen hongos). En una cueva donde hay pinturas valiosas pueden hacer llegar esporas de hongos a ellas y se podrían deteriorar», asegura. Por eso, proponemos desarrollar un estudio «para averiguar si Pseudosinella altamirensis es un problema o no», explica el profesor de Zoología y Ecología de la Universidad de Navarra.


Saber si actúa como vector de dispersión de microorganismos, según afirma Lucía Labrada, es fácil de comprobar si se observa al microscopio el tracto digestivo del colémbolo. «Hemos sugerido a la dirección del Museo de Altamira investigar si mantienen un intercambio de bacterias con las colonias que viven en techos, paredes y suelos, contribuyendo así a la dispersión y diversificación de las comunidades bacterianas presentes en la cueva, sobre todo las implicadas en los procesos de biodeterioro».

Investigando desde el año 2000

Este descubrimiento se ha producido durante los trabajos llevados a cabo por Carlos González Luque, financiados por el Gobierno regional de Cantabria. La investigación comenzó en el año 2000 con el estudio sobre la fauna de invertebrados en Altamira con el respaldo del Museo Nacional y el Centro de Investigación de Altamira y de su entonces director, José Antonio Lasheras, a quien se le dedica la publicación a título póstumo.

Rafael Jordana, catedrático emérito de Fisiología Animal y de Zoología de la Universidad de Navarra, ha señalado que hasta ahora la existencia de este artrópodo «habría pasado inadvertida por habitar en suelos que mantienen gran cantidad de huecos que les sirven de ruta de movimiento, escape y refugio». Dentro de las cavidades «sus hábitos alimenticios y comportamientos están estrechamente relacionados con la disponibilidad de nutrientes y las condiciones ambientales que favorecen o dificultan la proliferación microbiana».


Fuentes: El Diario Montañés, Alerta y Diario de Cantabria


miércoles, 2 de diciembre de 2020

Descubren una nueva especie de briozoo en el mar de Alborán

Un equipo de investigadores ha descrito una nueva especie para la ciencia en un monte submarino del mar de Alborán. En el estudio se han identificado 43 especies diferentes de briozoos, de las que una, llamada Buskea medwaves,  es nueva.

Se trata de un animal colonial formado por pequeños individuos (zooides) con exoesqueleto calcáreo de pocos milímetros de tamaño. La colonia, erecta y ramificada, está anclada al sustrato y puede estar formada por hasta un millar de estos zooides.

Briozoos en el mar de Alborán.
Fuente: IEO

Este estudio, realizado en colaboración por  el Instituto Español de Oceanografía (IEO), la Universidad de Málaga y el Museo Nacional de Río de Janeiro que publica la revista Marine Biodiversity, ha supuesto el análisis de 21 muestras de sedimento y fauna recolectadas en diferentes tipos de fondo del monte submarino Seco de los Olivos durante tres expediciones diferentes. Una de ellas, la campaña MEDWAVES, da nombre a la nueva especie descrita.

Los briozoos encontrados, algunos de pocos milímetros, se observaron y fotografiaron en el Centro de Microscopía de la Universidad de Málaga. Según ha informado el IEO en un comunicado, la mayor riqueza de especies de briozoo se ha encontrado en zonas con restos de esqueletos de corales de aguas frías y en zonas con rodolitos, que son algas calcáreas no fijadas al fondo que ofrecen un sustrato ideal para que estos pequeños animales se anclen y filtren el alimento que llevan las corrientes a su paso.

El Seco de los Olivos es un monte submarino de origen volcánico que se eleva más de 600 metros, desde los 700 de profundidad hasta los 70 metros en su parte superior, y que se localiza en el mar de Alborán, frente a las costas de Almería. Esta elevación es considerada un punto caliente de biodiversidad que acoge multitud de hábitats y especies de gran interés para la conservación y está incluido en la lista de lugares de importancia comunitaria de la Red Natura 2000.

Se habían descrito hasta la fecha más de 600 especies dentro de esta área protegida, de las cuales solo se habían identificado dos briozoos, por lo que este estudio supone un gran avance en el conocimiento de este grupo en esta área marina.

El artículo publicado puede ser leído (previo pago, eso sí) en este enlace .

Fuente: Europa Press


viernes, 27 de noviembre de 2020

Esta noche, "El monstruo de Creta", en Otros Mundos


Esta noche he sido invitado a participar en Otros Mundos, el programa dirigido y presentado por Javier Belmar la noche de los viernes.


En la sección de noticias abordaremos el asunto del llamado monstruo de Creta, una extraña criatura aparecida en la isla griega hace pocas fechas y que ha causado revuelo en redes sociales.. ¿Un perro, un oso, una criatura mutante? La solución al enigma te la ofrecemos esta noche, a partir de las 22 horas.

Puedes escucharnos en www.otrosmundos.netwww.radio-antorva.com y www.radiomolina.com



viernes, 20 de noviembre de 2020

Nuevo isópodo descubierto en Antequera (Málaga)

Graeconiscus gevi
Los entomólogos Lluc Garcia (Museu Balear de Ciencies Naturals)y Adrià Miralles Nuñez (Institució Catalana d’Història Natural) y el bioespeleólogo Toni Pérez Fernández (presidente del G.E.V., Grupo de Espeleología de Villacarrillo), han publicado un trabajo en la revista “Subterranean Biology” acerca de una nueva especie descubierta en simas malagueñas.

En el trabajo se cita por primera vez el género Graeconiscus (isópodos terrestres) en la península ibérica, describiendo una nueva especie para la ciencia a la que se ha denominado Graeconiscus gevi. El género Graeconiscus se distribuye por el oeste del Mediterráneo y Marruecos.

Cueva de Yeso III
El nuevo isópodo se ha descubierto en la Cueva de Yeso III (también denominada Sima de la Curva) ubicada en Antequera (Málaga) y localizada en el Karst en Yesos de Gobantes-Meliones. Las investigaciones bioespeleológicas se llevaron a cabo hace más de 10 años por el G.E.V., en colaboración con el Grupo Espeleológico Arqueológico de Campillos (Málaga) en diversas cuevas de este karst.

Toni Pérez, presidente del G.E.V. y uno de los autores de este trabajo asegura que “el descubrimiento de
esta nueva especie nos hace constatar que el medio subterráneo del Karst en Yesos de Gobantes-Meliones tiene muchas sorpresas todavía que darnos y que hay que conservar los ecosistemas subterráneos que tenemos allí.


Fuente: horajaen.com

Imágenes: Lluc Garcia, Adrià Miralles-Núñez, Toni Pérez-Fernández.


Para saber más:

Lluc Garcia, Adrià Miralles-Núñez, Toni Pérez-Fernández. “First record of the genus Graeconiscus Strouhal, 1940 (Isopoda, Oniscidea, Trichoniscidae) in the Iberian Peninsula with the description of a new troglobitic species”. Subterranean Biology 36: 51-61

Puedes leer el trabajo aquí .

jueves, 5 de noviembre de 2020

Rutas de cine fantástico en la Comunidad de Madrid

Con un nuevo puente a punto de llegar y el cierre perimetral de la Comunidad, muchos madrileños estarán pensando qué hacer estos días de ocio. Pues bien, con el fin de fomentar el turismo regional y reactivar un poco la economía, la Oficina de Promoción de Rodajes de la Comunidad de Madrid ha creado Fantastic.

Esta iniciativa consiste en dar a conocer, tanto a profesionales del medio cinematográfico como al público en general, los lugares más emblemáticos de la Comunidad que han servido de lugar de rodaje para películas fantásticas y/ o de terror para que los visites a tu manera.

Con este fin han diseñado una página web con información detallada y un folleto descargable en pdf con –entre otros asuntos- tres rutas cinéfilas por la región, con indicación de algunos de las localizaciones más señaladas y las cintas que allí se rodaron.


Licántropos, animales monstruosos, zombies, extraterrestres, brujos y sanguinarios asesinos de película te esperan en los pueblos y barrios más insospechados.

Aunque apelando siempre a la responsabilidad, es una nueva y original forma de conocer la región madrileña y ayudar a que la actividad económica no siga cayendo en picado…

Puedes acceder a toda la información en este enlace.


jueves, 29 de octubre de 2020

“Hombres lobo”, de Manuel Muñoz Heras

No es exactamente criptozoología pero celebramos la publicación de este voluminoso trabajo de Manuel Muñoz Heras sobre licantropía y otras bestias de la noche. El autor, licenciado en psicología, incide nuevamente en el asunto de los hombres lobo en esta nueva obra tras haber estudiado ya el fenómeno en  “Licantropía: Realidad y leyenda del hombre lobo” (2008). 

La nota de prensa que acompaña su lanzamiento nos indica que “en los bestiarios medievales se describe al lobo como un terrible animal al que se debe temer porque devora todo lo que encuentra a su paso. Aldeanos y pastores mostraban un gran miedo de encontrarse con un ser tan fiero que destrozaba los rebaños y tan cruel que mataba sin piedad y devoraba a los incautos que se aventuraban en el bosque sin las necesarias prevenciones. Era un ser infernal que parecía gozar matando y con tal osadía que hasta llegaba a entrar en las ciudades en busca de niños o de los adultos enfermos o más débiles.

A comienzos de la Edad Moderna los testimonios de apariciones de hombres lobo experimentan un importantísimo aumento. El miedo más atroz hizo presa en la población y las personas evitaban salir de sus casas una vez caía la noche; se formaron grupos de ciudadanos que realizaban batidas nocturnas portando armas cargadas con balas de plata para abatir a la bestia en cuanto se topasen con ella. Para aquellos que eran apresados y considerados culpables no existía clemencia.

Muñoz Heras, ha realizado un minucioso estudio sobre todos estos casos que nos cuenta de una forma amena e inquietantemente apasionante en el libro que tiene entre sus manos
.”

Enhorabuena por la publicación.


jueves, 22 de octubre de 2020

Escucha, “Antonio Ribera, criptozoólogo”

Ya está disponible el programa homenaje sobre la figura como criptozoólogo de Antonio Ribera, emitido el pasado sábado en Misterio en Red, el espacio dirigido y presentado por Esteban Palomo.


Ribera tuvo interés en conocer la verdad que se ocultaba tras las extrañas criaturas que conviven en nuestro planeta, fundamentalmente en el medio submarino, otra de sus grandes pasiones.

Ensayos, novelas, artículos en revistas… Analizamos la producción sobre este fenómeno de uno de los padres del misterio en el año de su centenario.

Puedes escucharlo en este enlace de Ivoox o en la sección "Emisiones de radio", situada en la parte derecha del blog.




sábado, 17 de octubre de 2020

Esta noche, “Antonio Ribera, criptozoólogo”

Esta noche vamos a descubrir una de las facetas menos conocidas de uno de los grandes del misterio, Antonio Ribera. Con motivo de la celebración de su centenario, he querido hacer una pequeña contribución a su recuerdo analizando su labor como divulgador del fenómeno de las criaturas extrañas.

Junto a Esteban Palomo, nos adentraremos en el fascinante universo de los monstruos marinos a los que Ribera dedicó parte importante de su investigación. Conoceremos los casos que le fascinaban y un buen montón de anécdotas que seguro sorprenderán a los oyentes.

A partir de la medianoche, escúchanos en Misterio en Red en Radio Mijas 107.0 FM


domingo, 11 de octubre de 2020

El fascinante libro de los animales extinguidos

La escritora italiana Cristina Banti ha publicado, con ilustraciones de Rosella Trionfetti, El fascinante libro de los animales extinguidos, una obra dirigida al público infantil en la que dodos, megaterios y tilacinos vuelven del pasado para sorprender con su sola existencia a toda la familia.

El libro nos ayudará a descubrir curiosidades sobre nuestro planeta y cómo ha cambiado a lo largo de la historia, causando la extinción de muchas especies. En sus 64 páginas, encontrarás la historia de 32 animales prehistóricos y la de otros siete que han desaparecido en los últimos dos siglos.

En esta edición de Vicens Vives,  seguiremos las aventuras de un intrépido explorador a través de sus investigaciones con algunos de los animales extintos más extraños del mundo. Los más jóvenes descubrirán que nuestro planeta estuvo habitado por armadillos del tamaño de un automóvil, rinocerontes sin cuernos tan altos como una jirafa y elefantes no más grandes que una oveja.


Una cuidada edición en tapa dura que seguro encantará a nuestros más pequeños descubridores. Gracias a nuestra amiga Elena por ponernos tras la pista de esta obra…


jueves, 1 de octubre de 2020

Esta noche, la pantera de Granada en Otros Mundos

Esta noche, la escurridiza pantera de Granada se sube a la nave de Otros Mundos. El espacio dirigido y presentado por Javier Belmar arranca hoy su 26ª temporada con un merecido homenaje al desaparecido Harry Marcus, tripulante del programa desde hace años.

A continuación, en la sección dedicada a las noticias de actualidad, conoceremos la última hora sobre el caso del supuesto felino que ha puesto en jaque a la comarca granadina de Alhama desde hace tres semanas. ¿Gato? ¿Pantera? ¿Fraude?

Ultima imagen de la supuesta pantera tomada
el pasado lunes por el domador Eduardo Belltall

Escúchanos, a partir de las 22.00 horas, en www.otrosmundos.net/, en www.radio-antorva.com/ o en www.radiomolina.com/.También en TUNEIN y Google Play para móviles o celulares (Radio Antorva, Canal 1). Emisión por Facebook Live en la página Otros Mundos - La Nave del Misterio y en Radio Compañía 98.8 FM.

Actualización:

Si te lo perdiste, puedes escuchar mi intervención en este enlace,  a partir del minuto 78´10´´.


miércoles, 30 de septiembre de 2020

El Museo del Calamar Gigante reabrirá el próximo verano

Desde que el Museo fue arrasado por un temporal en 2014 (ver noticia), el futuro de la institución está en la cuerda floja. Tras varios intentos por reubicar los fondos que se conservaron tras el desastre y descartar distintos locales donde darles un futuro adecuado, parece que se atisba una solución a medio plazo.

La corporación municipal acaba de proponer ubicar el nuevo museo dedicado a estos casi desconocidos cefalópodos en los locales de la antigua discoteca Villa Blanca, situados a las afueras de la localidad de Luarca.

En 2018 se anunció la instalación del Museo en el local de la Cofradía de Pescadores, un lugar adecuado por su cercanía al mar y por su significado, pero que requería una inversión mayor de la disponible.

Esta circunstancia motivó que se anunciara su traslado a los antiguos Cines Goya, proponiéndose la fecha de junio del 2020 para su apertura, pero esta propuesta no cuajó por estar alejado del mar y porque este espacio, de propiedad municipal, estaba ya destinado a albergar una Casa Cultura y un Auditorio para el concejo.

Finalmente, gobierno municipal planea abrir el Museo del Calamar el 1 de julio de 2021, en el recinto de la esta antigua sala de fiestas. El proyecto parece estar avanzado pues se cuenta con un acuerdo con la propiedad, (el alquiler rondaría los 1500 € mensuales + IVA), un proyecto de adaptación del espacio y la planificación museística ya elaborada por parte de la Consejería de Cultura.

Esperemos que esta vez sea la definitiva y podamos volver a disfrutar de la mejor colección mundial de calamares gigantes.


domingo, 27 de septiembre de 2020

En unas horas, “Animales fantasma: panteras, cocodrilos, canguros y demás…”, con Javier Resines.

He sido invitado por Samuel Hernández a participar en su sección de Canal Extremadura Radio. Hablaremos de los animales fantasma que, de cuando en cuando, se dejan ver por nuestras tierras: panteras, cocodrilos, canguros, aves gigantescas…. y que, al final, se quedan en una mera serpiente de verano.

Te esperamos, a partir de las 12.45 horas, en este enlace.

Y ya puedes escuchar el programa aquí.


viernes, 25 de septiembre de 2020

¿ Y la pantera?

 El caso de la supuesta pantera vista por vecinos de la localidad granadina de Ventas de Huelma parece que va tocando a su fin. A pesar del empeño de algunos en opinar que las fotos realizadas por el  ciclista y por el profesional no corresponden al mismo animal, creo que el asunto está zanjado.

Hace casi dos semanas que un felino de gran tamaño se dejó ver en la comarca granadina. Desde entonces hemos pasado por todas las típicas fases que suelen darse en este tipo de sucesos: alarma, preocupación por parte de las autoridades, gran despliegue policial, ayuda de expertos e hipótesis para todos los gustos. Para rematar la faena, sólo nos falta el previsible y habitual final: el olvido.

Tanto si se encuentra al escurridizo gato grande como si la autoridad de turno presenta alguna cabeza de turco como causante de tanto temor, la pantera de Granada tiene los días contados. Si la Naturaleza no lo remedia, pasará a engrosar las filas del cocodrilo de Valladolid, de la pantera de Guadalajara o de aquella ave gigantesca de Barcelona de 1990. ¿Otro caso más de sugestión colectiva? ¿En nuestra era digital es tan sencillo hacer creer a alguien lo que no es cierto? Pues, parece ser que si…

Mientras tanto, la Guardia Civil –como no podría ser de otra manera- mantiene el dispositivo de búsqueda y amplia la zona de rastreo por si acaso esta vez es verdad y la pantera aparece. Que seguro que no, pero no vaya a ser… Incluso un agricultor cordobés ha prestado al instituto armado sus drones con termolocalizadores  incorporados y varios cazadores aportan sus podencos para dar caza al animal… Que no, de verdad, que no va a aparecer…

En términos criptozoológicos, si el animal aparece, se acaba el misterio. La Criptozoología pierde así otra gran oportunidad de arañar parte de protagonismo en aras de lo extraño. Este gato granadino (muy negro y muy grande, eso sí) no legará a ser un alien big cat  como si lo son algunos de sus primos británicos. Le falta esa pátina paranormal que tienen esos felinos fantasmas del otro lado del Canal de La Mancha. No parece venido de otra dimensión, ni tiene poderes hipnóticos o cambia de tamaño ante los ojos de los asustados testigos. Con este, simplemente esgrimimos la cinta métrica en la mano para ver si es gato o gatazo… o liebre. En fin, otra vez será…

Por cierto… el próximo lunes 28 de septiembre (a las 12.45 horas) estaré en Canal Radio Extremadura -junto a Samuel Hernández- para contar la última hora sobre la pantera y otras historias similares ocurridas en nuestro país. No os lo perdáis…


lunes, 21 de septiembre de 2020

Vampiros en la Biblioteca. Ultima semana para ver la exposición.

Imagen: Tamara Agudo
Si estás en Madrid, te interesa el mundo de los vampiros y, sobre todo, el universo ideado por el escritor Joan Perucho, estás de enhorabuena. Hasta el 27 de septiembre puedes asistir gratuitamente a la exposición Vampiros en la biblioteca que con motivo del centenario del autor se exhibe en la Biblioteca Nacional de Madrid.

Joan Perucho fue un gran renovador de la literatura de postguerra, introductor en España de H.P. Lovecraft y autor de una novela de vampiros divertidísima, Las historias naturales, ambientada en la primera guerra carlista. Publicada originalmente en catalán en 1960, se ha traducido al inglés, francés, alemán, italiano, portugués, griego, neerlandés, danés, turco y chino. La primera edición en castellano se publicó en 1968 y desde entonces no ha dejado de reeditarse.

Las historias naturales está basada en una trama histórica que Perucho manipula con ironía. En 1235 el rey Jaime I se casó con la princesa Violante de Hungría. Un caballero de la embajada del rey de Aragón, Onofre de Dip, fue vampirizado en los Cárpatos. En 1830 regresa a Cataluña para reclamar sus derechos feudales y para sumarse a las huestes del general Cabrera, adalid de la causa carlista.

Los escenarios de la primera guerra carlista coinciden con los de la Batalla del Ebro durante la Guerra Civil. Perucho llama a la reconciliación, siguiendo la idea del poema de Paul Éluard “Enterrar y callar”, inspirado en un grabado de Goya. Un joven científico, Antonio de Montpalau, se enfrenta al misterio, persigue al vampiro de Barcelona a Morella y de allí hasta la frontera francesa, abandona el racionalismo por el romanticismo y descubre el amor.

Cómic expuesto  basado en la obra de Perucho.
Imagen: Tamara Agudo


Perucho fue además poeta, crítico de arte, gastrónomo, bibliófilo, viajero, amigo de artistas como Joan Miró o Antoni Tàpies. En los años cincuenta fue una figura destacada del diálogo entre las culturas peninsulares, a través de la amistad con Vicente Aleixandre y de la colaboración con la revista Ínsula.

A destacar el protagonista/vampiro, Onofre de Dip que toma el nombre de uno de los seres más sanguinarios y fantásticos que han pasado por las páginas de Criptozoología en España, los dips , una especie de perros vampiros de color negro que asolaron buena parte de Cataluña durante la Edad Media y que han dejado su impronta en la localidad tarraconense de Pratdip.

Dips representados en el retablo renacentista de Santa Marina (1602),

en la iglesia de la Natividad de Santa María de Pratdip

La exposición de la Biblioteca, aunque pequeña en cuanto a piezas y extensión, es interesante para conocer mejor el género literario de terror en nuestro país y la figura de Perucho en particular, injustamente olvidada por el gran público. Hasta el 27 de septiembre, el próximo domingo, tienes tiempo de visitarla.


domingo, 20 de septiembre de 2020

Por si te lo perdiste: Últimos programas subidos a Ivoox

Si no pudiste verlo u oírlo en su momento, he subido a Ivoox los ocho últimos programas en los que he intervenido y que, por problemas de tiempo, no había podido compartir.

Son los siguientes:

  1. Teratología Insólita (Misterio en Red), 15/02/20

Con motivo de la salida a la venta de la colección del Museo de Animales Deformes de Mallorca, Esteban Palomo y yo nos adentramos en el curioso mundo de la teratología, la deformidad de animales y seres humanos.  Repasamos la historia de este museo, descubrimos la existencia de otros en nuestro país y revisamos algunos casos clásicos y modernos protagonizados por verdaderos monstruos de la Naturaleza.

https://www.ivoox.com/teratologia-insolita-audios-mp3_rf_56510915_1.html

  1. Fundamentos de Criptozoología (La Séptima Puerta), 14/04/20

Junto a Laila Khanji, explicamos qué es Criptozoología y cuáles son los animales más destacados que estudia, dando unas cuantas pinceladas para comenzar a conocer este fascinante fenómeno.

https://www.ivoox.com/fundamentos-criptozoologia-audios-mp3_rf_56514863_1.html

  1. La fauna invade nuestras ciudades (TONDI Today), 27/05/20

Junto a  Carlos Dueñas , analizamos la modificación en el comportamiento de los animales que ha provocado la pandemia ocasionada por el Covid-19. Hemos visto cómo algunas especies se dejaban ver en las calles de las ciudades, cambiando su conducta ante la ausencia de humanos que les inquietaran, buscando comida en áreas donde antes no se habían dejado ver,…También hablamos de avistamientos misteriosos, de fake news, de 5G y de otros interesantes asuntos que este confinamiento ha supuesto para el reino animal.

https://www.ivoox.com/fauna-invade-nuestras-ciudades-audios-mp3_rf_56513392_1.html

  1. Críptidos en España (La Séptima Puerta), 23/06/20

Como continuación de un programa anterior, hablamos de criptozoología en España, de los animales extraños que pueblan nuestras tierras, deteniéndonos en los más conocidos y también en algunos de los casos más actuales.

https://www.ivoox.com/criptidos-espana-audios-mp3_rf_56514468_1.html

  1. El Mothman de Chicago: un caso vivo e inquietante (La Señal), 12/07/20

Audio de la intervención en La Señal, el espacio conducido por  Fernando Silva Hildebrandt. Durante más de una hora  analizamos la situación actual del fenómeno conocido como Mothman de Chicago. Los encuentros más extraños, las teorías sobre su origen, la actualidad de unos sucesos que se están produciendo ahora mismo…

https://www.ivoox.com/mothman-chicago-caso-vivo-e-audios-mp3_rf_56518111_1.html

  1. Criptobotánica, misterios de la Naturaleza (TONDI), 23/07/20

En este TONDI hablamos de Criptobotánica, la parte más oscura, desconocida y bizarra del reino vegetal. Desde la más remota antigüedad hasta casi nuestros días, numerosos exploradores, científicos y militares se han encontrado con historias sobre terribles árboles asesinos de hombres. La comunidad científica nos sorprende a diario con descubrimientos acerca de supuestos poderes extraordinarios de las plantas que les permiten pensar y comunicarse entre ellas, entre otras sorprendentes facultades. Todo esto, y mucho más, en este programa.

https://www.ivoox.com/criptobotanica-misterios-naturaleza-audios-mp3_rf_56511626_1.html

  1. Aves gigantes y humanoides voladores (Dacoria ), 24/07/20

Audio de mi intervención en Dacoria, el canal de Youtube dirigido por Daniel Ransanz. Hablamos de seres alados imposibles que han sido vistos en todas las culturas y rincones del tiempo, desde antiguo hasta la época actual. Humanoides, pterodáctilos, Mothmans,…

https://www.ivoox.com/aves-gigantes-humanoides-voladores-audios-mp3_rf_56532659_1.html

  1. Biosférica (Dacoria), 29/07/20

Audio del canal de Youtube dirigido por Daniel Ransanz, en el que comentamos sobre Biología Espacial Atmosférica, una teoría defendida magistralmente por Ransanz, que afirma que las capas superiores de nuestra atmósfera están pobladas por seres vivos desconocidos para la Ciencia.

https://www.ivoox.com/biosferica-biologia-espacial-atmosferica-daniel-ransanz-audios-mp3_rf_56529806_1.html

 

Podéis escuchar los programas a través de su link y en la sección “Emisiones de radio”, situada en la parte derecha del blog.

Espero que los disfrutéis y que disculpéis la demora.

Saludos.


viernes, 18 de septiembre de 2020

La pantera de Granada es… ¿un gato grande?

Podría serlo. Al menos, a tenor de la última imagen publicada en la que un fotógrafo de Huétor Tájar ha captado en el lugar un gato negro de gran tamaño.

El gato fotografiado por Alfonso Azaustre

El fotógrafo granadino Alfonso Azaustre consiguió fotografiar ayer por la mañana un felino negro y grande tras decidir ir a Ventas de Huelma con su cámara “por curiosear”. Al poco de llegar, a 500 metros del pueblo, ha visto y captado al felino.“Grande, pero claramente un gato”, explica.  Azaustre, especializado en fotografía documental de viaje y naturaleza, añade que él ha sacado esa foto “en la que hay un gato, lo que no implica nada respecto de la pantera”, en declaraciones al diario El País.

Mientras tanto, fuentes de la Guardia Civil han indicado que continúa la búsqueda del animal, al que se intenta capturar – de la forma menos lesiva posible- mediante una jaula y un cebo vivo. En este sentido, la plataforma Change.org recoge firmas en una iniciativa cuyo objetivo es precisamente este,que se atrape de forma lo menos agresiva posible, sin muerte ni daño al animal. Después de su captura se lleve a algún santuario o centro, para que se recupere y si es posible se devuelva a su hábitat natural".

Pantera, gato doméstico, gato serval... el tiempo lo dirá... o no.

Más imágenes de Alfonso Azaustre:






Este animal, sin duda alguna, es un gato. Queda por demostrar que sea el visto por los vecinos...



miércoles, 16 de septiembre de 2020

Fotografían a la pantera de Granada

Al parecer, un ciclista tomó -hace varios días- esta imagen de la supuesta pantera. El animal mantiene en vilo a la comarca granadina de Alhama.  Mientras tanto, la Guardia Civil no confirma que se trate de un felino aunque, cada día, se van sumando más testigos que corroboran la versión inicial de la pantera negra.

Imagen captada por el testigo


Ayer, martes, un vecino vio al animal en el paraje conocido como el Cortijo de Noniles, entre Ácula y Chimeneas.  Andrés, el testigo, describe cómo se le cruzó la pantera a poca distancia cuando iba conduciendo su  furgoneta.  A unos 10 o 15 metros pasó ante sus ojos una pantera que iba al trote. Asegura que no era un perro ni un gato, sino un animal mucho más grande.

La intención de las autoridades es aprovechar que la pantera  es un animal de hábitos nocturnos para intentar localizarla con las cámaras térmicas desplegadas pues se supone que se encuentra entre las dos citadas localidades, situadas a escasa distancia de Ventas de Huelma, concretamente en la zona del Barranco Hondo.

En mi opinión, a falta de mejores imágenes y con la foto que manejamos, no podemos afirmar que el animal visto sea una pantera. Esperemos a las próximas horas  para conocer el desenlace del culebrón de la pantera.