jueves, 3 de octubre de 2013

Necropsia del calamar hallado en agosto en Villaviciosa

Momento de la necropsia.
Foto: Cepesma
El pasado 17 de agosto (ver noticia ) informábamos informábamos del hallazgo de un calamar gigante hembra de 80 kilos de peso flotando en aguas de Villaviciosa. El ejemplar, recuperado por Cepesma, has sido sometido a necropsia y sus conclusiones han sido hechas públicas.

El estudio, realizado el pasado 28 de septiembre dentro de las II Jornadas Científico- Gastronómicas de los cefalópodos, en Luarca, se hizo en presencia de público y fue seguido de una conferencia pronunciada por los doctores Roger Villanueva -del Instituto de Investigaciones Marinas de Barcelona - y Ángel Guerra del Instituto de Investigaciones Marinas de Vigo.

Así, la necropsia concluye que el animal murió debido al ataque de otro ejemplar de su misma especie que le doblaría en tamaño. El animal presentaba marcas de ventosa de 3 centímetros de diámetro, frente a las de 1,8 centímetros que él mismo poseía.

Según Cepesma, estas luchas pueden deberse a problemas de territorialidad o competencia alimentaria,
aunque no se descarta que existan casos de canibalismo. En esta oportunidad, las marcas de mordeduras que presentaba el cadáver en el momento de su recuperación fueron hechas por otros depredadores.

En cualquier caso, los investigadores consideran que el fallecimiento pudo producirse al bloquear uno de los brazos del otro ejemplar el sifón por el que los calamares inspiran el agua


Durante las últimas jornadas, la coordinadora también ha realizado el estudio de otro ejemplar de la misma especie, Architeuthis. En este caso, se trataba de un macho de unos 55 kilos, localizado en la playa de Palombina, en Llanes.