viernes, 19 de septiembre de 2014

Criptolibro de regalo (V): "Amazonas:¿Pleistoceno park?", de Luis Jorge y Sergio Salinas

Continuamos engrosando los estantes de nuestra Biblioteca Criptozoológica virtual. En esta ocasión, se trata de una interesante obra que trata en profundidad el inquietante asunto de la existencia de Mapinguari

Luis Jorge Salinas no es un investigador al uso del fenómeno. Es un testigo directo de numerosos encuentros con Mapinguari, lo que le ha llevado a dedicar buena parte de su tiempo a  averiguar lo que hay de cierto acerca de la presencia actual de posibles milodontes gigantes en Sudamérica.



Puedes descargar Amazonas:¿Pleistoceno Park? a través de este enlace o desde la sección Biblioteca Criptozoológica situada en la parte derecha del blog.

Desde aquí agradecemos al autor su disposición para que divulguemos el libro y le animamos a seguir adelante con su trabajo. Para conocer más sobre sus actividades, puedes visitar su blog 

También puedes escuchar el programa de radio que Javier Resines realizó hace pocos meses sobre Mapinguari para “En la Búsqueda”, clicando en este enlace .


miércoles, 17 de septiembre de 2014

Javier Resines en La Señal

Iniciamos la nueva temporada con una agradable noticia. Javier Resines, responsable del blog, comienza en breve su colaboración con el programa argentino de radio La Señal, presentado por Fernando Silva Hildebrandt.

La Señal es un espacio radiofónico dedicado a la ciencia y el misterio que se emite cada jueves desde Argentina a las 22.00 horas ( las 3.00, hora peninsular española). 


Puedes conocer más sobre dicho espacio y escuchar sus emisiones a través de este enlace.



miércoles, 27 de agosto de 2014

Cerrado por vacaciones

Amig@s, nos tomamos unos días de descanso. Volvemos a mediados de septiembre. Mientras tanto, seguid leyendo, investigando y -si os apetece- aportando vuestros comentarios en el blog y en la página de Facebook.
Saludos.

Javier Resines.

martes, 26 de agosto de 2014

La Tierra se enfrenta a su sexta ola de extinción masiva de especies

Dodo, extinto a finales del s.XVII
Un número especial de la revista Science,  recoge un informe firmado por diversos especialistas en el que señalan que –debido a la acción del ser humano- han desaparecido 322 especies de animales vertebrados en los últimos 500 años.

Sin embargo, a diferencia de los eventos anteriores (el último ocurrió hace 65 millones de años con la caída de un meteorito en lo que hoy es México y que hizo desaparecer el 75% de las especies, incluidos los dinosaurios), en esta oportunidad el culpable es la actividad humana. El hombre ha acelerado la desaparición de varias especies de animales a través de la destrucción de tierras salvajes, su captura para convertirlos en artículos de lujo o la persecución de aquellos que los humanos sienten como amenaza o competencia,en un fenómeno al que denominan como “defaunación”, aseguran en la publicación especializada

En los últimos 500 años los humanos han desencadenado una ola de extinción, amenaza y declive de las poblaciones locales de animales que puede ser comparable, tanto en velocidad como en magnitud, con las cinco previas extinciones masivas de la historia de la Tierra”, puntualizan.

Portada del número especial
Además, muchos otros están amenazados de extinción en estos momentos, sobre todo anfibios e
invertebrados. Estos últimos han descendido casi a la mitad en un período de 35 años, el mismo en el que la población humana se ha duplicado.

Aunque grandes y carismáticas especies como los tigres, rinocerontes o pandas reciben la mayor atención, queda claro que incluso la desaparición del escarabajo más pequeño puede alterar las formas y funciones de los ecosistemas sobre los que dependen los humanos”, aseguran los expertos.

Por idéntico motivo, los especialistas señalan que se necesitan medidas urgentes para frenar la extinción de especies en riesgo, pues el planeta se encuentra en un punto de inflexión del que puede no recuperarse.
Para Haldre S. Rogers y Josh Tewksbury, autores de uno de los artículos de la edición especial, el diagnóstico es más sombrío: “Los animales son importantes para la gente, pero a fin de cuentas, ellos importan menos que el alimento, el empleo, la energía, el dinero y el desarrollo”.


Fuente: ecoticias.com


jueves, 21 de agosto de 2014

Lagartos gigantes de La Gomera se adaptan a su nuevo hábitat. La especie fue descubierta hace sólo 15 años...


La reintroducción del lagarto gigante de La Gomera (Galliota bravoana) en su hábitat natural ha superado ya con éxito la fase inicial transcurridos tres meses desde que 136 ejemplares fueron puestos en libertad en un rincón de la costa noroeste de la isla.



De la observación realizada se ha podido comprobar que los lagartos han hecho de forma natural galerías en las que refugiarse o han ocupado otras que ya estaban hechas, siguiendo su instinto natural. Se da la circunstancia de que en estos meses de verano es cuando eclosionan los huevos, con lo cual éste es otro aspecto que será objeto de estudio.

Desde principios de 2013 se sometió a los ejemplares elegidos a un entrenamiento que consistió en simular que sobre ellos sobrevolaba un ave rapaz. Al mismo tiempo, se les fue adaptando a la alimentación que iban a encontrar en la naturaleza, tales como tabaibas, tederas y cerrillos.

Este trabajo parece haber dado los frutos, ya que los ejemplares se han adaptado a la perfección a su nuevo hábitat, tal y como ha informado la consejera insular de Desarrollo del Territorio, Ventura del Carmen Rodríguez, que recientemente visitó la zona para comprobar sobre el terreno la evolución de unos trabajos que considera "de gran importancia y complejidad".

La consejera considera que con el paso dado se culmina una de las fases "más importantes y delicadas"
del proyecto y avanzó que en los meses próximos se llevará a cabo un censo de la población reintroducida para saber con exactitud su evolución. Todos ellos están identificados con chips, con lo cual será posible hacerles un seguimiento pormenorizado, añadió.

El emplazamiento fue elegido de una manera minuciosa teniendo en cuenta que fuera lo más inaccesible posible a los humanos y a los depredadores. "Así ha ocurrido y la población no parece haber sufrido daño alguno, sino que por el contrario se ha adaptado a la perfección a su nuevo hogar", resaltó la consejera.

Labores de traslado

Las labores de traslado de los ejemplares resultaron muy complicadas y fueron llevadas a cabo por los biólogos del Cabildo Pedro Romero y Sonia Plasencia, responsables técnicos de esta operación.
Durante varios días comenzaban a las seis de la mañana y a partir de aquí un escalador los iba trasladando por grupos separados al lugar elegido. Después situaba a cada lagarto en un lugar distinto, normalmente en huecos ya existentes para que se refugiaran. La tarea no acababa hasta última hora de la tarde.

La consejera ha aclarado que pese a que con esta reintroducción se cumple uno de los objetivos del plan de recuperación del lagarto, lo cierto es que la especie sigue oficialmente en peligro de extinción. No obstante, considera que la suelta es "un hecho histórico y clave dentro del proceso marcado".


Los ejemplares de Galliota bravoana se distribuyen en tres puntos diferentes: en su hábitat natural en el risco de La Mérica, donde existe una población asentada; en el lagartario de Valle Gran Rey, de alrededor de 300; en el lugar elegido para la reintroducción, en el que se han depositado 136, y otros tres que fueron trasladados a El Hierro.

En este último caso lo que se busca es que en caso de catástrofe en la isla, los ejemplares puedan sobrevivir y mantener la continuidad de la especie en la Isla del Meridiano.

Quince aniversario

El pasado 9 de junio se cumplieron quince años del descubrimiento de la especie. Por aquellos días un grupo de científicos de la Universidad de La Laguna se trasladó hasta La Gomera ante la sospecha de que podrían encontrar ejemplares de lagartos gigantes como los descubiertos en las islas de El Hierro y Tenerife. La aparición de excrementos de un tamaño inusual en el risco de La Mérica en Valle Gran Rey dio pie a la colocación de una trampa en la zona de Quiebracanillas.


El día 9 de junio encontraron el primer ejemplar y a partir de aquí se procedió a la captura de otros nueve
más, alguno de hasta 45 centímetros, lo que vino a certificar la existencia de una especie autóctona, similar a la de El Hierro pero con ciertas diferencias.

En aquel entonces se decidió que para garantizar la continuidad debía procederse a su reproducción en cautividad y a lo largo de estos años han nacido más de 400 ejemplares en el lagartario de Valle Gran Rey y existen alrededor de trescientos en La Mérica, según el censo hecho en 2009.

"Sin embargo, los estudiosos rechazan que pese al éxito alcanzado se pueda bajar la guardia y dar por cumplidos todos los objetivos del programa de recuperación que se plantearon hace ya tres lustros. Aunque más cerca, la meta de ver como esta legendaria especie tiene garantizada la supervivencia, todavía tardará algún tiempo en ser alcanzada", concluye la consejera.


Fuente: ecoticias.com


domingo, 17 de agosto de 2014

El tilacino, ¿extinto o aún con vida?

Este es el sugestivo título del trabajo que acaba de publicar Álvaro Morales en su blog Secretos del Misterio

En él podremos encontrar un completo informe con imágenes y filmaciones sobre este extraño animal que –supuestamente- aún es avistado en diversos rincones de Australia.

Puedes leerlo en Secretos del Misterio .


miércoles, 13 de agosto de 2014

Españoles contribuyen a la primera base de datos mundial sobre medusas


Un equipo internacional de científicos, con la participación del español Carlos Duarte, ha cartografiado las poblaciones de medusas en los océanos del planeta. La nueva herramienta permitirá analizar el impacto de la distribución de estos animales tan de moda en los ecosistemas marinos.



Un estudio internacional, con participación del CSIC, ha elaborado la primera base de datos planetaria sobre registros de medusas para cartografiar sus poblaciones en los océanos. La herramienta contribuye a paliar la escasa información disponible sobre la biomasa de medusas y su distribución global.

Los investigadores han desarrollado la denominada Jellyfish Database Initiative (JeDI) para cartografiar la biomasa de medusas en los 200 metros superiores de los océanos del planeta, según explica el investigador Carlos Duarte, biólogo del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados ((UIB-CSIC) y de otros dos centros de Australia y Arabia Saudí. También ha servido para explorar las causas medioambientales que motivan la distribución observada.

Con esta herramienta cualquiera puede abordar cuestiones sobre el alcance temporal y espacial de lasGlobal Ecology and Biogeography.
poblaciones de medusas, ya sea a escala local, regional o global, y sus implicaciones en los ecosistemas, según señala el estudio, dirigido por la bióloga marina Cathy Lucas, de la Universidad de Southampton (Reino Unido) y publicado en la revista

Empleando los datos recogidos por el JeDI, los científicos han mostrado que las medusas y otro zooplancton gelatinoso están presentes en todos los océanos del mundo, con las mayores concentraciones en las latitudes medias del hemisferio norte. Al norte del océano Atlántico, los registros han mostrado que el oxígeno disuelto y la temperatura de la superficie del mar son los principales responsables de la distribución de la biomasa de medusas.

Este análisis espacial es un primer paso clave para establecer una base de datos de los organismos gelatinosos a partir de la que se puedan examinar tendencias futuras y evaluar hipótesis; en concreto aquellas que relacionan múltiples modificadores regionales y globales de la biomasa de medusas.


Los investigadores añaden que si esta biomasa aumenta, sobre todo en el hemisferio norte, podría alterar la abundancia de biodiversidad de zooplancton y fitoplancton. Dicha circunstancia podría tener un efecto dominó en el funcionamiento del ecosistema, el ciclo biogeoquímico y la biomasa de peces.




La Jellyfish Database Intiative

La Jellyfish Database Intiative es la primera base de datos coordinada por científicos con registros de medusas a escala global y reúne más de 476.000 datos de información sobre medusas y otros organismos gelatinosos. JeDI ha sido diseñada como una base datos de acceso abierto para investigadores, medios de comunicación y público en general, que la podrán usar como herramienta de investigación.

La base de datos está alojada en el National Center for Ecological Analysis and Synthesis, un centro de investigación multidisciplinar. Está asociado con la Universidad de California y se puede acceder a su base de datos a través de este enlace.


El desarrollo del JeDI y una nueva evaluación dentro de un plazo de décadas permitirá a los científicos determinar si la biomasa de medusas y su distribución se ha alterado como consecuencia del cambio climático causado por el ser humano.



Referencia bibliográfica:


Cathy H. Lucas, Daniel O. B. Jones, Catherine J. Hollyhead, Robert H. Condon, Carlos M. Duarte, William M. Graham, Kelly L. Robinson, Kylie A. Pitt, Mark Schildhauer, Jim Regetz. "Gelatinous zooplankton biomass in the global oceans: geographic variation and environmental drivers". Global Ecology and Biogeography, 2014. DOI: 10.1111/geb.1269.

Fuente: agenciasinc.es