viernes, 11 de octubre de 2013

Monstruo marino en El Campello

La noche del pasado sábado día 5, Miguel –un vecino de El Campello, Alicante- paseaba con su perro por la playa de l'Amerador cuando junto a la orilla vio lo que parecía ser un gran trozo de plástico. Al acercarse descubrieron que se trataba realmente de un extraño animal marino. Miguel, que ha sido pescador, afirma que «en mi vida había visto algo igual. No tenía escamas, sino pelo, era completamente blanco y de enormes dimensiones, y parecía que acababa de morir». El animal, de unos seis metros de longitud,  tenía además lo que parecían ser dos cuernos.

Tras el hallazgo de El Campello, el Institut d'Ecologia Litoral ha investigado los restos hallados. Tras el análisis, informan que podría tratarse del esqueleto de un tiburón peregrino (Cetorhinus maximus), una especie que puede alcanzar los 10 metros de envergadura. Su estado de descomposición era tan avanzado que sólo quedaba la columna vertebral y grasa adherida.

Las mismas fuentes señalaron que lo más difícil «ha sido resolver qué eran esa especie de cuernos, que
Foto: Fernando Gomis
daban pie a todo tipo de imaginaciones mitológicas. En realidad no eran los cuernos, sino de una especie de esqueleto interno formado por la escápula (similar a nuestra clavícula) y el coracoides, que en estos animales está fusionado, teniendo un aspecto de cuerno, y cuya función es servir de sujeción a los músculos que moverían las enormes aletas pectorales de estos tiburones. Así lo que se ha encontrado corresponde con la columna vertebral -sin el cráneo-, con los restos de la escápula -los cuernos-, cuya orientación es hacia abajo»
.

Recordamos que, a mediados del pasado mes de agosto, aparecieron unos restos similares en la pedanía almeriense de Villarico, noticia que recogimos en el blog y que puede consultarse aquí .