miércoles, 13 de abril de 2011

Un día como hoy... el "Ave Fénix" de Andorra, 2001.

Hoy se cumple una década de un extraño caso que tuvo como protagonista el cielo de Andorra. Un caso que -como otros tantos - debe ser visto con la máxima precaución y prudencia pues sólo contamos con el testimonio del testigo como prueba. El avistamiento, que ha sido reproducido en diversos sitios de internet y libros sobre temas paranormales, tuvo lugar el 13 de abril de 2001, entre las 21.30 y las 23.30 horas, en Escaldes Engordany (Andorra). Los hechos, relatados de primera mano, son estos:


Dibujo realizado por el testigo

"Hola me llamo Jesús tengo 29 años y soy aficionado a la astronomía. Ayer día 13 de abril, avisté una luz en forma de boomerang que se paseaba por Auriga. Tras perderla en el horizonte apareció minutos más tarde en Orión y subía en espiral apareciendo y desapareciendo durante al menos cinco minutos, cambiaba de trayectoria a una velocidad vertiginosa hasta que volvió a desaparecer.


Esperé un rato y como no la vi más volví para casa y expliqué lo que había visto a mi novia, que cachondeándose de mí se rió mucho hasta que salí al balcón de casa y la volví a ver llamando inmediatamente a mi novia que no se lo podía creer.  Cogí los prismáticos y salimos corriendo buscando un lugar oscuro donde tener luminosidad.
El momento había llegado, estaba ahí delante de mí. En el cielo se veía nítidamente cómo movía las extremidades mi cabeza se prepara para ver posiblemente un platillo volante en forma de boomerang, pero cuál fue mi sorpresa, no me lo podía creer, era un ave gigante que volaba agitando sus alas que no paraban de expulsar un resplandor de luz con algunos tonos rojizos; el cuerpo se veía perfectamente; como tenía forma de águila o especie similar, no me lo podía creer; era inmensa en relación a la distancia que más o menos nos separaba, y mi novia no paraba de gritar míralo esta ahí.


Dibujo del testigo
Después, un grupo de chavales jóvenes y un vecino del barrio nos ven mirar hacia el cielo y les digo que acababa de ver un ave fénix volando y me miran como si estuviera loco, pero a los pocos segundos se vuelve a pasear por delante de nosotros y se veía claramente que era un ave voladora brillante reflejando su propia luz como si fuera un ángel salvador o un espirito reflejando una luz celestial, no lo sabría explicar y todavía estoy intentando poder aceptar lo que vi por lo menos sé que no estaba solo cuando lo vimos y que yo personalmente sé lo que vi, y era un ave Fénix.

Leyenda o no, sé que existen de verdad y nunca podré olvidar algo tan maravilloso como lo que vimos, quien lo quiera creer que lo crea y quien no es libre de pensar lo que quiera. Yo lo he explicado lo mejor que he podido pero si no se ve no se puede creer.
Si alguien me explicara algo parecido antes de mi experiencia me partiría de risa por eso respeto quien se ría de mi historia verídica, pero es la verdad de todo. Si alguien supiera de experiencias similares a la mía por favor poneros en contacto conmigo, un saludo."

Virgilio Sánchez Ocejo
Hasta aquí, el relato de los hechos realizado por el testigo, Jesús Serrano. Nos llama poderosamente la atención ( entre otras cuestiones ) que el caso -según hemos podido comprobar - se presente como investigado por el doctor Virgilio Sánchez Ocejo, cubano residente en Estados Unidos, y director del Miami Ufo Center (MUC). Desconocemos el modo en que llegó esta historia a sus manos ni hasta qué punto es fiable el testigo. Lo que sí sabemos es que el caso fue publicado por primera vez por el investigador argentino Gustavo Fernández en su revista electrónica Al filo de la realidad, en septiembre de 2002. Y desde entonces, poco más se ha podido averiguar sobre el asunto...

6 comentarios:

Silverio dijo...

Hace muchos años mi hermano y yo vimos esa misma ave.
Unas alas enormes y su cola inmensa desprendía esas mismas chispitas similares a purpurina roja.
Nadie nos creyo
un saludo
Nosotros lo vimos a finales de los años 80. Sobre las 11 de la noche aproximadmente

alejandro jimenez dijo...

Yo también tuve la suerte de poder ver esa preciosa ave , hace muchos años

alejandro jimenez dijo...

Yo también tuve la suerte de poder ver esa preciosa ave , hace muchos años

dani dijo...

Yo, como testigo directo de un suceso diferente pero algo similar he seguido indagando. El caso del ave fénix de Andorra debería considerarse. Respondiendo a la incertidumbre sobre la veracidad del testigo quiero añadir que Ramón Navía, meticuloso investigador de campo (y de la vieja escuela) viajó hasta en dos ocasiones a Andorra para entrevistarse con el testigo. Hecho que me relató el propio Ramón en su despacho de Barcelona. Y para él no había duda ni de la veracidad del caso ni de la honestidad del testigo a quien, como dije, entrevistó personalmente.

Impresionante caso, desde luego.

Yvone Paredes dijo...

Cuando era pequeña mi hermano y yo la vimos, éramos niños como 10 años y mi hermano me dijo mira! Subi la mirada y en el cielo de día pude ver altísimo y lejano entre las nubes; cola larga y aleteando lentamente,nunca se lo conté a nadie, ya son 26 años, aumentó mi conciencia, mi descubrir personal.

Javier Resines dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Como vemos, el caso del Ave Fénix no es único y se han dado avistamientos similares en más ocasiones. Algunos sois testigos directos de ellos.

La investigación de estos hechos sigue abierta y nos gustaría contar con vuestras aportaciones.

Si podéis facilitarnos más detalles (fechas, horas, condiciones climáticas, ruidos, impresiones, sensaciones...)y os apetece enviárnoslos, podéis contactar con nosotros por email en criptospain@yahoo.es.

La idea es intentar -con el mayor número de datos posible- esclarecer qué pudisteis ver.

Muchas gracias a todos.