miércoles, 14 de agosto de 2013

Expedición a los fondos marinos desconocidos de Cabrera

El pasado lunes dio comienzo la Expedición 2013 de Oceana rumbo al escarpe de Emile Baudot, una gran pared rocosa al sur del archipiélago balear de cuyos ecosistemas no existe dato alguno. Un equipo de científicos, técnicos y camarógrafos de Oceana documentarán durante diez días este escarpe a su paso por el sur del Parque Nacional de Cabrera. Para ello, usarán un robot sumergible a mil metros, que recogerá imágenes de vídeo y muestras con el fin de hacer la primera descripción bionómica de esta formación geológica.


El escarpe, que recorre casi 300 kilómetros de lecho marino desde el sur de Formentera hasta Menorca, surge de la cuenca Argelino-Balear. Comienza a más de 2.000 metros bajo la superficie del mar y alcanza la plataforma continental a algo más de 200 metros de profundidad, por lo que se trata de una de las zonas más profundas del Mediterráneo español. Según la Ley de Parques Nacionales, los veriles y escarpes de pendiente pronunciada deben estar representados en esta red de espacios protegidos, condición que a día de hoy no se ha cumplido.


Naciones Unidas considera los escarpes como formaciones susceptibles de albergar Ecosistemas Marinos Vulnerables. En este sentido, el de Emile Baudot se encuentra a apenas unas millas marinas al sur de Cabrera y podría enriquecer la diversidad de ecosistemas incluidos en el Parque Nacional si este se ampliase”,  señala Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa. “Vamos a continuar reclamando con todos los medios a nuestro alcance el uso sostenible de los hábitats y especies marinos, porque es obligatorio por ley y el único modo de recuperar la salud del mar en general y de los stocks pesqueros en particular”.

Así, con la información recogida durante la campaña, la organización para la conservación marina realizará una descripción de los hábitats, especies y comunidades presentes con el objetivo de aumentar la información científica disponible para avanzar en la protección de las zonas más profundas del mar y de los alrededores del Parque Nacional de Cabrera, cuya ampliación es objeto de la propuesta promovida por Oceana desde hace años dados los ricos ecosistemas marinos que quedaron por fuera de los límites de la actual área marina protegida.

"El escarpe de Emile Baudot es un espectacular levantamiento del lecho marino con casi 300 kilómetros de largo y más de 1.000 metros de altitud en algunos tramos que nunca ha sido explorado con robot submarino. Solo existen datos sobre su geología, por lo que en esta expedición, como en otras anteriores, documentaremos fondos marinos nunca filmados anteriormente", ha manifestado el director de Investigación de Oceana en Europa, Ricardo Aguilar.

"La zona puede depararnos muchas sorpresas, como especies nunca antes vistas en España o incluso nuevas para la ciencia, pues los trabajos de filmación de fondos profundos son aún muy escasos en el mundo, y mucho más en el Mediterráneo", ha señalado.

Fuente: ecoticias.com