miércoles, 17 de mayo de 2017

Cómic y Criptozoología (X): Altamiro de la Cueva

Hoy se asoma un nuevo nombre a la serie que relaciona nuestros personajes de tebeo con el mundo de los animales fantásticos. Se trata de Altamiro de la Cueva, creado en 1965 por Joan Bernet Toledano –en sus primeros números-  y Carles Bech para la revista española TBO.

En opinión de la experta Rosa Segura, Bernet Toledano era un gran conocedor de las pinturas rupestres de la Cueva de Altamira (en Santillana del Mar, Cantabria), por las cuales se sentía fascinado, y pensó en ofrecer en forma de historieta su particular interpretación humorística de la vida del hombre primitivo.


Los autores nos presentan las aventuras de un grupo de cavernícolas entre los que nuestro protagonista, Altamiro, no destaca por ser el más fuerte de su tribu, pero sí el más ingenioso y creativo de todos. No en vano es el pintor de su grupo, da lecciones a niños y adultos, incluso inventa nuevas herramientas y armas que –en la realidad- tardarían mucho tiempo en aparecer en nuestra historia,…

Altamiro es juicioso, colaborador, sabio,… y un adelantado a su tiempo. En sus páginas abundan los anacronismos para aumentar la dosis de humor que los autores querían imprimir a sus historietas en contraposición con su “rival” de la época, Hugh el Troglodita, un personaje más preocupado por su simple supervivencia en un mundo hostil y peligroso.


Primera historieta publicada

Como era de esperar, los humanos conviven con terribles bestias como dinosaurios, mamuts y otros bichos que les harán la vida ciertamente complicada, a los que harán frente nuestro protagonista junto a su amigo Cantalapiedra y otros miembros del clan. Dinos y hombres juntos... ¿qué dirán los Catastrofistas?


Para saber más:




No hay comentarios: