viernes, 4 de diciembre de 2015

Trasladan a un lugar seguro a mil lagartos gigantes en Gran Canaria


El personal del Cabildo de Gran Canaria rescatará a más de un millar de lagartos gigantes de Gran Canaria (Gallotia Stehlini) en la zona de Tamaraceite, en Las Palmas de Gran Canaria, para posteriormente trasladarlo a lugares "seguros con condiciones adecuadas" de habitabilidad y alimento.

Esta ha sido la decisión adoptada por la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Gran Canaria tras ser alertada por los vecinos de que estos lagartos se encontraban "en riesgo" por los trabajos de allanamiento y excavaciones que se acometen en la zona, según informó la institución insular en nota de prensa.


Al respecto, el Cabildo especificó que el lagarto de Gran Canaria "es el mayor" de esta especie en Canarias, además de ser una especie protegida. Para conocer la situación, el consejero insular de Medio Ambiente, Juan Manuel Brito, y la concejala de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Pilar Álvarez, han visitado las obras con personal técnico para estudiar las medidas que se deben tomar para preservar los ejemplares encontrados, ya que el derribo de los muros de piedra seca de carácter agrícola en la zona, principal hábitat de esta especie, "ha puesto en riesgo" a estos lagartos.


Por ello, los lagartos serán capturados mediante trampas selectivas para reubicarlos en espaciosidóneos" para su pervivencia. También se estudiará su inclusión en espacios dedicados al lagarto de Gran Canaria en el parque urbano de Tamaraceite, ya contemplado en el Plan General de Ordenación Urbana. Sobre esto último, puntualizaron que se trataría de una instalación novedosa donde se podría observar esta población de reptiles de manera natural y contaría con paneles explicativos y otros elementos de divulgación y sensibilización.

Por último, se informó de que en 2013, cuando empezaron a ejecutarse los primeros trabajos, el personal técnico del Cabildo de Gran Canaria ya hizo una primera captura de unos 3.500 lagartos que fueron trasladados a las zonas de San Lorenzo y San José del Álamo, en las proximidades de su hábitat natural.

Fuente: ecoticias.com