viernes, 3 de julio de 2015

¿Un Ave Moa en Madrid? Más o menos...



Hace pocas semanas publicamos un post con la misma pregunta, teniendo al dodo como protagonista. Evidentemente, la respuesta es no... pero debemos explicarnos. Al igual que sucede con el dodo, el Museo de Ciencias Naturales de Madrid alberga restos de otra extinta especie que es objeto de estudio y de controversia en cuanto a su existencia actual.



Nos referimos al Ave Moa, un ave no voladora que poblaba Nueva Zelanda que podía alcanzar –según la especie- cerca de 3 metros de altura y un peso de 250 kg. Los moas se extinguieron hacia el año 1500, poco después que los primeros cazadores maoríes llegaran a las islas. Algunos investigadores opinan que pudieron pervivir pequeños grupos de moas hasta fines del siglo XVIII o inicios del XIX. De hecho, se cuenta algún avistamiento por parte de marineros a las órdenes de James Cook y llama la atención el excelente estado de conservación de algunas plumas de estas aves, que apunta a que su desaparición fue posterior a lo que se cree.

Huevos de Moa gigante expuestos en el Museo

Recordemos que, a pesar de ser un animal considerado oficialmente extinto, ha sido visto en repetidas y recientes ocasiones en Nueva Zelanda y otras partes del mundo durante las últimas décadas.

En el Museo de ciencias Naturales de Madrid, en concreto, se conservan dos gigantescoshuevos de esta singular especie, ubicados en una vitrina protegida en el área dedicada a las extinciones, dentro de la exposición Biodiversidad.


En breve seguiremos desvelando las sorpresas que esconde este curioso museo, de visita imprescindible para todos aquellos interesados en la parte más fronteriza de la zoología…